motivación oportuna del desarrollo

Un bebé no solo se alimenta de comida para crecer sino también de experiencias que le permitan desarrollarse sanamente en lo físico, en lo intelectual y en lo emocional para futuros aprendizajes.

 

Con el apoyo de mamá, papá o principales cuidadores y una instructora, se acompaña de manera respetuosa al bebé, a partir de los 2 meses de edad, a través del juego y la música para favorecer el área cognitiva, sensorial, psicomotriz, socio-afectiva y del lenguaje.